jueves, 8 de mayo de 2014

¡Qué dulces!



Después de que enseñara la fresita que incluía en el lote del sorteo, vinieron estos dos llaveros que ya están con sus dueñas. Y el pastelito, también llavero, era para la hija de una de ellas. Están hechos de fieltro. Antes de dárselos se los preparé como se merecen.


Los tres son más bien pequeñitos, así que tienen un buen tamaño para colocarlos al lado de las llaves. 

                   
                     
Utilicé el color rosa pálido para el cuerpo del pastelito. El fieltro blanco fue para el envoltorio de la base, que con esos pliegues queda bastante gracioso. Con el color marrón simulo el chocolate de por encima, ¡con toppings también, por cierto!

                     
Y ahora un primer plano de las fresas. Cuando hago cositas tan monas lo cierto es que me da pena luego dárselas a sus dueñas, pero se me pasa en cuanto pienso lo bien que estarán con ellas y lo contentas que quedan luego. Así que para quedarme yo feliz también no pude evitar hacerme una fresita para mí. ¡Qué caprichosa soy, me gusta tener un ejemplar al menos de mis creaciones de fieltro!

                
Así que estas dos fotos de arriba justo muestran a mi pequeña fresita je je je. Es más chiquitina que las otras de los llaveros. Muy coqueta ella.

En cuanto a mí, ahora después un poquito de gimnasio y después pinta una tarde entre óleos y fieltros. Las pinturas son encargos y los muñequillos que están en proceso de creación formarán parte de un pequeño proyecto que tengo entre manos, a ver si sale bien. Por ahora no doy más pistas, ¡cuando los tenga listos haré una entrada especial para ellos!

Nada más por hoy, que tengáis un buen jueves que en nada ya estamos en fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario