domingo, 28 de septiembre de 2014

Pasta de sal: imanes coloridos



Masa, colores, esmalte... Os presento una nueva tanda de imanes. La verdad es que tenía ganas de que llegara el momento de enseñarlos por aquí, ya que llevan hechos unas cuantas semanas. Pero todo a su tiempo y cada pequeña artesanía tiene su turno. Varios de ellos ya no los tengo conmigo. ¿Cuáles serán? A ver, a ver...

Iré por orden, así que voy a empezar con este. ¡Es una tosta! Ya sabéis, una rebanada de pan sobre la que se colocan diferentes ingredientes según los gustos de cada uno. Esta en concreto estaría echa de jamón con gulas sobre una capa de tomate rallado. Una de mis preferidas. Fue un regalo para mi padre, ya que podría decirse que son su especialidad. ¡Les salen riquísimas! Tiene el imán colocado en su nevera. Le hizo mucha gracia y la verdad es que me quedó divertida.


No es la primera vez que enseño esta calavera. La anterior se encontraba dentro de otro grupo de imanes. Pero como no era para mí y se me encaprichó tener una igual, pues este es el resultado. Es uno de los que más me gustan: sencillo y coqueto. En el lacito rojo moteado de rosa también hay purpurina por la superficie.

Ahora es el turno de la ranita. Es uno de los animalitos más graciosos para hacer. Lo bueno de crearlos primero y pintarlos después, es que una puede elegir los colores que tendrán su nueva creación. En mi caso, como veis, es verde con lunares azules y coloretes rosas. Pero las combinaciones podrían ser casi infinitas, tanto de colores como de diseño. Graciosísima.

¿Recordáis la peluquería en la que tuve disponibles físicamente mis broches durante unos meses? Hice un imán a la propietaria como agradecimiento. Como se puede ver, los bordes brillan a causa de la purpurina. Las letras están en relieve. Elegí estos colores porque son los que predominan en el local.
Si por casualidad no leísteis la anterior entrada donde lo explicaba, ya NO vendo allí. No tengo problema en repetir que si alguno estáis interesados en haceros con alguno de mis productos, solo tenéis que poneros en contacto conmigo :]

Estos dos pequeños y felices corazones están hechos por separado y sin embargo tienen que estar juntos. Enamorados, representan ese gran sentimiento. Son pequeñitos, ya que los hice para mí y era el tamaño que quería. Pero, ya se sabe, como son creados desde cero, el tamaño se hace totalmente al gusto. Y por más que lo intenté, no fui capaz de sacar una fotografía sin que reflejara toda esa luz sobre ellos. ¿Significará algo? El amor irradia brillo...

Y ahora una fresa. Es una de las frutas por excelencia preferidas para hacer en manualidades. No solamente por los colores chillones, sino porque se reconoce bastante bien. Además es muy fácil de hacer. No es la primera vez que creo fresitas. Ya he hecho varias con fieltro y, sí, ¡quedan igual de preciosas!


Exceptuando algunos casos, no suelo ser muy amiga de los superhéroes. Eso no quita que mire el símbolo de "The Watchmen" y me parezca muy bueno para poder representarlo en forma de imán. La carita amarilla y sonriente salpicada de sangre es bastante representativa de esa historia y, desde luego, facilísima de hacer.

Hablando de frutitas más arriba... Un trozo de sandía nunca está de más en un caluroso día de verano (un verano que ya dejamos atrás) y tampoco sobra en la puerta de una nevera. Tiene las pepitas pintadas de negro y el borde verde de la corteza está adornado con purpurina del mismo color. ¡Qué fresquita!


Esta felina (que en la fotografía parece más pequeña de lo que es en realidad) se trata de un encargo para un imán de nevera. No es ninguna especie en concreto: gatita o tigresa de colores vivos y con un lacito. El lazo está adornado con purpurina del mismo color: verde. A la destinataria le gustó el invento, con bastante libertad de creación, lo que me dio ideas para un posterior encargo que enseñaré otro día.

Y por último... ¡Barrio Sésamo! Estoy totalmente segura de que todos conocemos, quienes más y quienes menos, esta mítica serie educativa de televisión. El Monstruo de las Galletas, Elmo, Coco, Blas y Epi. La verdad es que me gusta mucho cómo me han quedado todos, fue bastante divertido crearlos y cada uno a su manera. Obviamente, estos pequeños imanes están en el catálogo y cualquier otro de Barrio Sésamo y que no aparezca aquí. Y ya que estamos, cualquier otro muñequito de cualquier otra serie o película. ¡La pasta de sal da para mucho! Totalmente personalizable.


Y ya domingo otra vez. Mañana ya empiezo la Universidad. Estoy contenta por el comienzo de la carrera: Psicología. Es mi segunda carrera y, desde luego, constituye un nuevo paso hacia delante, como ya dije una vez. También seguiré por aquí con mis creaciones y, por supuesto, abierta a cualquier encargo que con gusto aceptaré.

"Si tus sueños son grandes, es porque tu capacidad de lograrlos también lo es".

Feliz tarde.

5 comentarios:

  1. Son de lo más simpáticos, a cual más divertido.
    Feliz semana guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Una semana estupenda también para ti. Besos!

      Eliminar
  2. Me encanta trabajar la masa de sal..Hace mucho tiempo que no lo hago!!

    Te han quedado originales,,coloridos y muy divertidos

    Felicitaciones por esa segunda carrera que seguro que llevarás a buén término


    Besitos mi niña

    ResponderEliminar
  3. Que graciosos han quedado todos!! Y muchas felicidades en el comienzo de esta nueva carrera, seguro que se te da genial!!

    Feliz fin de semana!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Cuánto me alegro al leer vuestros ánimos =)
    Ya llevo cuatro días en la carrera y, desde luego, pinta estupendamente. Estoy contenta al respecto.
    También aprecio que os gusten mis pequeños imanes, con amigas como vosotras es un lujo crear!
    Feliz fin de semana! Besitos.

    ResponderEliminar