miércoles, 4 de marzo de 2015

Mi pequeño Mogu


Hola de nuevo. He estado ausente poco menos de un mes y ya es hora de que regrese. He decidido hacerlo con Mogu (un bichillo muy mono al que conocí en la saga de Final Fantasy XIII). Está hecho de fieltro (y de un par de materiales más para el pompón de la cabecita). El tamaño es el que podéis ver en la fotografía: puede sentarse en la palma de mi mano.

Y aquí está sentado en una bolita de peluche rosa que me regaló mi chico, cuya carita se encuentra mirando hacia el otro lado para no robarle el protagonismo al pequeño Mogu. Lo cierto es que cuando se te antoja un peluche o muñeco y no lo encuentras en tiendas o si es demasiado caro, hacerlo tú misma supondrá el doble de satisfacción.

Cambiando de tema, hoy por hoy puedo decir que ya conozco todas mis notas finales del primer cuatrimestre. Bastante buenas, estoy muy satisfecha por los resultados obtenidos fruto de mi trabajo. Sin duda son un gran impulso para continuar como hasta ahora. Así que estos días estoy aprovechando para seguir trabajando en las nuevas asignaturas, claro, pero también dándome caprichos tales como la vuelta a la escritura. No es del tema del blog, pero es otra de mis grandes aficiones, y poco a poco voy avanzando y terminando el ambicioso proyecto que tengo entre manos.

Ya mañana jueves, ¡ánimo!

4 comentarios:

  1. Es muy gracioso ,me encanta !!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Que chuli te ha quedado :)
    Besos, Ángela

    Estoy de sorteo en el blog, por si te apetece participar (sandungacomplementos.blogspot.con)

    ResponderEliminar
  3. precioso¡¡¡¡ que manos tienes, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, guapas.
    Un besazo!

    ResponderEliminar